sábado, 6 de octubre de 2012

Un gran descubrimiento: el paté light de ARGAL

Aquí estoy de nuevo, esperando poder publicar entradas más a menudo. Estoy muy ilusionada con este proyecto, pero los días no me dan para más. ¡Quiero hacer tantas cosas y dispongo de tan poco tiempo!

Hoy os voy a hablar de los patés y de mi relación con ellos desde mi última analítica. Hay diversidad de patés; yo he probado casi todas las marcas existentes, gustándome más o menos por su sabor o su textura. La peculiaridad que todos comparten es su alto nivel calórico y su gran contenido en grasas animales. ¿Y si tengo los niveles de colesterol elevados ? ¿Y si estoy a dieta? Pues os aseguro que el paté ya no es un alimento prohibido, gracias a Argal, concretamente a su paté light.

Mi sorpresa fue mayúscula cuando voy a la estantería del supermercado y me lo encuentro. Empiezo a investigar sobre este producto y lo primero que me llama la atención es su bajo contenido calórico, el 60 % menos que cualquier otro paté del mercado. Cada lata tiene 80 gramos. En el extraño caso de que te la comieses entera, sólo comerías 112 kilocalorías. Os aseguro que para preparar un buen bocadillo, no llegas a usar ni la mitad de la lata.

Si desgranamos los ingredientes y establecemos una comparativa con otro paté (yo, en este caso, lo estoy comparando con el de la marca Día, pero esto es extensible a otras marcas) podemos comprobar que el contenido en hígado del paté light de Argal es del 33%. Este porcentaje es claramente superior al de otras marcas y versiones, resultando ideal para personas con bajos niveles de hierro, para mujeres embarazadas y en período de lactancia.
Otro dato importante: el paté light de Argal contiene sólo carne de cerdo, no contiene tocino. En cada 100 grs contiene 10g de grasa. Además, en su receta no hay azúcares, harina ni sal.
En cuanto a beneficios nutricionales, ya véis que tiene infinidad, pero es que su sabor es insuperable, siendo a mi juicio el paté con mejor sabor del mercado. ¡Os animo a probarlo!
Con respecto al precio, ronda por 1´15 € el pack de tres latas. Es un poco más caro que el resto, pero, por la calidad que tiene y los beneficios que nos aporta, merece su precio.


 
En definitiva, deciros que para mí este paté ha sido un gran descubrimiento. Lo recomiendo, por supuesto, como parte de una dieta variada y equilibrada. Quisiera resaltar que no tiene porqué haber alimentos prohibidos y sí saber cuánto tomar de cada producto. Ya sabéis, chicos y chicas, la virtud consiste en saber dar con el término medio entre dos extremos, como ya sabiamente nos transmitió Aristóteles.

Besitos de Alitester.



3 comentarios:

  1. me encantan los pates, los de argal estan ricos, aunque light no lo he probado pero viendo que te han gustado, tendré que probarlo ya mismo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. A día de hoy lo cambiaría por el de La Piara, pues también tiene versión light.

      Eliminar